La Sangre Me Da Vida

Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.
Levítico 17:11

Porque la vida de todo ser vivo está en la sangre, y la he dado para que sea rociada sobre el altar, en expiación por sus almas. Es la sangre la que hace la expiación, porque en ella está la vida.
Levítico 17:11 (NDB)

LA SANGRE ES IMPORTANTE
La palabra sangre aparece 360 solo en el Antiguo Testamento.

Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda.
Génesis 4:4

LAS BENDICIÓN SE RECIBEN, MIENTRAS QUE LA MALDICIÓN SE CORTA Y SE DESECHA.

SOMOS MÁS IMPORTANTE QUE LO QUE DAMOS
La palabra dice que miro con agrado primero a Abel y luego a su ofrenda, pero hay una relación directa entre lo que doy y lo que soy. No puedo ser una persona errada y dar una ofrenda correcta. Cuando una persona agrada a Dios, le agrada lo que da.

…pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.
Génesis 4:5

DIOS NO ALTERA EL ORDEN
Dios es un Dios de orden, nunca se confunde y no altera el orden de las cosas. Cuando Caín llevó su ofrenda a Dios no le agradó, del mismo modo que su corazón. Caín, entonces, se enojó con Dios.

SI HACEMOS LAS COSAS BIEN SEREMOS ENALTECIDOS, PERO SI LAS HACEMOS MAL EL PECADO ESTARÁ A LA PUERTA DE NUESTRA VIDA
Esto quiere decir que nosotros somos los que decidimos si abrimos la puerta o no, podemos tener poder sobre el pecado o el pecado tenerlo sobre nosotros de acuerdo a nuestra decisión.

HAY TRES COSAS QUE SE NOMBRAN POR PRIMERA VEZ EN LA BIBLIA

1
LLAMADO PASTORAL

Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.
Génesis 4:2

Dios llamó a Abel como pastor, porque tenía en Adán al hombre que deseaba que fuera el pastor, pero cayó en desobediencia. Por esta razón es que en Abel decidió restaurar el ministerio pastoral; por eso nombra primero a Abel como el pastor antes que a Caín que le designa el labrado de la tierra. Dios quiera restaurar el llamado Pastoral para el cuidado de las almas.

2
OFRENDA
Nadie sabe por qué tanto Abel como Caín decidieron dar una ofrenda, por lo que podemos deducir que ambos, en algún momento, fueron sensibles a la voz de Dios, pero uno solo de ellos decidió bien en su corazón. Dios sabía que la intención de Caín era matar a su hermano Abel, por eso le dio una oportunidad de arrepentirse antes de hacerlo, del mismo modo que lo hace con nosotros, cada vez que nos advierte sobre un pecado. Seamos cuidadosos de nuestros hermanos. Cuando Dios nos advierte algo, seamos sensibles a Su voz y obedientes a lo que nos habla.

3
SANGRE

Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.
Génesis 4:10

LA SANGRE DE CRISTO
Dios creó los cielos y la tierra santos, puros y perfectos, como lo es Él. Al ser tocada la tierra por la sangre derramada de Abel, la misma es contaminada con pecado. Por eso la tierra misma habla a Dios clamando por justicia, lo que estaba anticipándonos a la venida de Cristo y el derramamiento de su sangre para redención de la humanidad y la creación entera.

DONDE NO LLEGA LA SANGRE HAY MUERTE
Todo nuestro organismo necesita la sangre para tener vida, Los lugares del cuerpo que no llega la sangre se necrosan y deben ser amputados. La sangre de Cristo llega a todos los lugares para que haya vida, porque lo natural es un reflejo de lo espiritual.
Adán y Eva decidieron de motu proprio desobedecer a Dios, pero con el paso de las generaciones las opciones de pecar se van multiplicando y creciendo constantemente, por eso Dios nos está llamando tanto la atención, porque lo que viene de Él nos necesita pura sangre.

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.
Génesis 2:7

NUESTRO ORIGEN ES LA TIERRA Y EL SOPLO DE DIOS
Nosotros éramos tierra, lo que nos hizo distintos fue el soplo de Dios. Él con su soplo puede cambiar lo peor de nuestra vida y transformarnos en algo que nunca pensamos. Con el soplo de Dios, nuestra vida puede ser totalmente transformada, por eso no debemos pensar en nuestro origen o como somos, sino pensemos en el origen del soplo de Dios sobre nuestro rostro, porque Él tiene poder para transformarnos.

¿POR QUÉ LA TIERRA PIDE JUSTICIA?
Si Dios puso primero a Abel y su ofrenda, significa que es justo. Cuando un justo muere y su sangre es derramada, cae sangre justa a la tierra, por eso ante tal injusticia la tierra clama por justicia por tal hecho. La tierra es capaz de hablar a favor nuestro si estamos haciendo las cosas que Dios quiere que hagamos.

HAY DOS TSUNAMIS ESPIRITUALES QUE OCURREN EN EL COMIENZO DE LA TIERRA

1
ADÁN Y EVA COMEN DEL FRUTO DEL ÁRBOL DEL ENTENDIMIENTO DEL BIEN Y DEL MAL
Adán y Eva comieron del fruto del árbol de la muerte, del árbol equivocado, que mata. Caín comió del árbol equivocado igual que sus padres, por eso la Tierra clama a favor de Abel.

2
EL ASESINATO DE CAÍN
El primer asesinato de la humanidad. Hasta ese momento de la historia eran solo 4 personas y, con esa muerte, muere el 25% de la humanidad. El diablo había dicho que no morirían, y el primero en morir fue el hijo de ese matrimonio. Cuando Dios nos diga que no hagamos algo, no tenemos que hacerlo y debemos tener en cuenta que el diablo siempre va a mentirnos.

LA PACHAMAMA EL PACTO DEL HOMBRE CON SATANÁS A TRAVÉS DE LA TIERRA
Es un pacto que se hace con la tierra, y la tierra como planeta está en manos de Satanás, por eso al hacer estos rituales se está pactando con el mismo diablo. El lugar más pobre de nuestro país es el norte argentino, el sector más pobre de nuestro país y sin embargo lo siguen haciendo porque están cegados por la autoridad que le han dado al enemigo.

TOMAR LA TIERRA TIENE PODER
No dejemos de tomas los lugares que dios nos dio, porque esto tiene mucho poder y enorme bendición.

EN EL PRINCIPIO DE GÉNESIS APARECEN CUATRO ELEMENTOS QUÉ TODAVÍA NO HABÍAN APARECIDO HASTA ESE MOMENTO Y CON LOS CUALES DEBEMOS ESTAR CONECTADOS

Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey.
Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.
Génesis 14:17-20

Era Abraham de edad de noventa y nueve años cuando circuncidó la carne de su prepucio.
Génesis 17:24

 

1
PAN

2
VINO

3
DIEZMOS

4
SANGRE

LA CIRCUNCISIÓN HACE SANGRAR
La circuncisión hace sangrar y esta es la cuarta cosa que aparece.

EL PODER DEL PACTO DE LA SANGRE
Dios hace un pacto con Abraham a través de la sangre, lo que lo habilitó para embarazar a Sara. Un pacto de sangre en Dios nos habilita a cosas que de otra manera no podríamos hacer. La sangre tiene poder para el bien, del lado de Dios, pero, también, para el mal del lado de Satanás. Si alguna vez realizamos alguno de estos pactos fuera de Dios debemos arrepentirnos, renunciar a esas prácticas y ser ministrados por nuestros guías. No pasemos esto por alto para ser totalmente libres.

Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra.
Génesis 18:2

DIOS CUMPLIÓ LA PROMESA POR LA OBEDIENCIA DE ABRAHAM
Estos tres varones, de los que habla la Biblia eran tres ángeles. El pacto, el pan, el vino, el diezmo y la sangre habilitaban a Abraham, primero, a que en lo natural pudiera ser padre y se cumpliera la promesa del nacimiento de Isaac, su hijo. Cuando Abraham fue visitado por tres ángeles, él los recibió como reyes y mató un becerro tierno y bueno. Esto que hizo Abraham se parece mucho a la ofrenda de Abel. Ángeles pueden visitarnos cuando entendemos el pan, vino, diezmos y sangre.

EL PERDON DE LOS PECADOS EXIGE DAR UNA VIDA A CAMBIO
En la sangre está la vida, por eso el perdón de los pecados de la humanidad exigió la vida del único santo, puro y justo, que es Jesucristo. Cuando recibimos a Jesús, la Biblia dice que Él viene a nuestro corazón, y esto es porque el corazón es desde donde se bombea la sangre a todo nuestro cuerpo, es el centro de la vida, y desde ahí la sangre derramada de Cristo ingresa espiritualmente a nosotros, llegando a cada parte de nuestro ser. Tenemos que santificar cada parte de nuestro cuerpo, mente y corazón para que el Espíritu Santo pueda sacar lo malo y dejar la sangre que es la única que da vida y, en este caso, vida eterna.
El pecado es muerte, pero el morir y dar la vida por otros da perdón. La muerte del santo nos dio perdón a todos.
Se suele decir que Melquisedec es una teofanía, lo que significa una aparición de Jesús sin que lo veamos literalmente, porque Él tenía que aparecer en otro tiempo.

DIOS CIERRA EL CUADRO PERFECTO CON LA CELEBRACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO
El ultimo día que Jesús estuvo con sus discípulos les pidió que preparen la cena en un lugar determinado para celebrar la pascua. En esa celebración, Cristo compartió el pan y el vino. Dios lo hizo con Abraham porque necesitaba ser restaurada una nueva generación desde el principio y, ahora, vino el Dios de los tiempos en Su tiempo y les dijo que comieran del pan, beban de la copa, pero agregó que Él no comería del pan, ni bebería de la copa hasta el día en que vuelva. El mismo Jesús decidió hacer esto y nos dio la bendición a nosotros como Iglesia de poder hacerlo hasta que el vuelva por nosotros.

PRIMER MINISTERIO RESTAURADO POR DIOS: EL PASTORADO
Jesucristo vino a ser el pastor de las ovejas. Abel nos está mostrando lo que Dios hará a través de Jesús de manera completa y definitiva. Celebremos, Dios es nuestro pastor y nada nos faltará.
Desde el mismo principio Dios nos mostró que debemos santificar la tierra; nos mostró que cuando nos hacemos sus hijos y nos bautizamos, pasamos a compartir el pan y el vino; desde el principio Dios nos mostró que habría un pacto de sangre que sería para siempre, pero mientras tanto iba a haber un pacto de sangre, a través de la circuncisión, que permitiría que vinieran Abraham, Isaac y Jacob. Dios termina cerrando esta ministración, con Jesús y sus doce, celebrando el pan, su cuerpo, y el vino, su sangre.

Dios quiere que, para agradarle, entendamos lo del pan, lo del vino, lo de los diezmos y ofrendas, pero que también celebremos con Él el pan y el vino, porque en la sangre está la vida, y en la sangre de Jesús está la vida, el perdón y la redención.

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3