Fe Para Sembrar - Parte 2

Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.
San Mateo 13:3

DIOS NOS ENFOCA EN LA TAREA DEL SEMBRADOR
El que siembra tiene que salir para llevar a cabo este acto. La siembra es acción, no importa cuánto decida o defina, todo es bueno, pero si no accionamos no sirve para nada. La fe es lo que acompaña la acción para tener fruto. Si queremos fruto tenemos que empezar a sembrar semillas. La tierra tiene que estar preparada para sembrar.

FE + ACCIÓN = RESULTADOS SOBRENATURALES

LA SEMILLA TIENE UN POTENCIAL EN SU INTERIOR QUE DEBE SALIR
Si quiero fruto tengo sembrar semillas. Todos tenemos dones, pero si no bendicen a otros no sirven de nada. Podemos tener ideas, pero si no las llevamos a cabo solo serán ideas. Dios puso semillas desde antes de que naciéramos, pero crecen y dan fruto cuando conocemos a Cristo. Dios puso semillas dentro de nosotros, que aumentan cuando comenzamos a andar en sus caminos.

EL SEMBRADOR ABANDONÓ LA COMODIDAD
Estamos llamados a un tiempo de acción y de fruto, por eso necesitamos conocer las leyes que están en la Biblia de siembra y cosecha.

Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia.
2 Corintios 9:10

DIOS SE MUEVE CUANDO NUESTRA ACTITUD ES LA CORRECTA
Él da semilla al que siembra, si las guardamos, no nos dará más. Él da semillas al que tiene la actitud correcta de sembrar y pan al que desea comer. Si Dios sabe que con lo que le pedimos no vamos a hacer nada, no nos lo va a dar, por lo tanto, no recibiremos lo que pedimos.

DIOS ESTABLECIÓ UN ORDEN EN LA SIEMBRA

1 – SEMILLA.
2 – PAN.

SEMILLAS

PAN

Son eternas

Sólo para hoy

 

EL PAN ES PARA HOY, LA SEMILLA ES ETERNA
El pan es para hoy, mañana no sirve. El pan debe estar siempre fresco para que se coma. Jesús lo enseña en su palabra. El pan solo tiene valor hoy y sirve en lo cotidiano.
La semilla es para hoy, ayer, mañana y siempre. Tiene potencial todo el tiempo y para todo momento.

SEMBREMOS HOY PARA COSECHAR MAÑANA
Si queremos tener una respuesta de Dios para hoy, tendríamos que haber empezado a orar ayer. Tenemos semillas espirituales de transformación que harán cosas poderosas y sobrenaturales.

DIOS NOS CREO PARA QUE TENGAMOS EXITO
Dios nos creó para que tengamos éxito en todas las áreas de nuestra vida, porque en el cielo no se programaron derrotas. Tenemos una visión distorsionada del éxito, pero el éxito en Dios tiene que ver con lo que Él me dio, que es lo que hago con eso y que fruto obtengo con eso.

¿QUÉ ES EL ÉXITO?
El éxito es que podamos sembrar y ser capaces de tener éxito en la cosecha, para que pueda dejarles a las próximas generaciones. Tenemos una idea errónea de lo que es el éxito el día de hoy, pero para Dios el éxito es lo que hacemos con lo que Él nos dio, y el fruto que obtenemos con lo que él nos dio.

ESTAMOS PREPARADO PARA COMER NO PARA PRODUCIR
Nosotros fuimos preparados para comer la comida, pero no para generar el alimento y mucho menos sembrarlo. Comemos el pan y mañana volvemos a tener hambre. Es el tiempo de aprender a sembrar, para eso debemos cambiar nuestra manera de pensar. Tenemos que cambiar nuestra manera de pensar y poner un pensamiento bíblico, sino no lo hacemos es pecado. Activemos la semilla y llevémosla a su máximo nivel. Nosotros cambiaremos, produciremos y comeremos pan.

NADIE NOS ENSEÑÓ A ORAR, PENSAR Y ACTUAR EN LA SIEMBRA
Nosotros aprendemos por modelos y así recibimos la enseñanza incorrecta que hoy tenemos, porque hay cosas que, si no las ponemos en el contexto de la Palabra de Dios, y son una bendición, terminan en una maldición para nuestra vida. Permitamos que nuestros guías nos ayuden a pensar como Dios piensa.

LA ELABORACIÓN DEL PAN TIENE UN PROCESO
La producción del pan tiene un proceso que muchas veces no le prestamos atención. Desde la semilla al pan hay un proceso que nació con el sembrador que salió a sembrar. Tenemos que sembrar las semillas que Dios nos dio, por eso sembremos y permitamos que nos traigan fruto. Debemos sembrar todo el tiempo, porque Dios nos dio semillas. Nuestras semillas son benditas. Sembremos evangelismo, multitudes, estudios, en Cristo, en la familia, etc. Cuando sembremos no creamos que nos vamos a encontrar con el pan ya hecho, porque hay un proceso que se tiene que respetar.

EL PAN NECESITA TIEMPO
Al pan hay que amasarlo para tenerlo y esto es el proceso. Muchas personas pierden todo lo que tienen por no querer atravesar el proceso. El amasado no es fácil, por eso cuando pasamos por el proceso no nos gusta. Por nuestra comodidad nunca lograremos nada, porque nos llevará a perder lo poco que tenemos, es diabólica. Dios nos quiere llevar de gloria en gloria y de victoria en victoria, abandonamos un estado para pasar al otro. Para hacer pan necesitamos un horno que queme y mucho no nos divierte pasar por él. Por eso sino no nos fue bien no es culpa del pan, es porque todavía no aprendimos a sembrar nuestras semillas correctamente. En la iglesia somos acompañados por todo el proceso. Cambiemos nuestra manera de sembrar y cambiará nuestra manera de recoger frutos.

DIOS ME DA SEMILLAS SOBRENATURALES PARA SEMBRAR
Estas semillas que Dios nos da son espirituales y debemos sembrarlas para vivir en lo sobrenatural del Espíritu Santo. Vamos a tener fruto de las siembras que hicimos.

TODOS TENEMOS PROBLEMAS
Debemos entender que todos atravesamos situaciones difíciles y complicadas, por eso debemos saber que solo los podremos resolver en Dios.

SEGUIMOS TENIENDO SEMILLAS PARA SEMBRAR, AUN CUANDO TENEMOS EL PAN
Seguiremos cosechando buen fruto porque seguimos teniendo semillas, por eso nunca dejemos de sembrar.

LAS SEMILLAS NUNCA CADUCAN
Dios da semillas al que siembra y pan al que come. Hoy es el día de hacer realidad lo que Dios nos dio, porque nos dio semillas, fruto y vida. Todas estas cosas son para hacer su perfecta voluntad.

Descripción: C:\Users\gasto\Downloads\WhatsApp Image 2019-12-08 at 21.52.52.jpeg

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
Hebreos 12:2

EL AÑO TODAVÍA NO TERMINÓ
Nuestra mente nos lleva a pensar que en lo que queda del año no podremos lograr nada, pero es hoy que tenemos que poner los ojos en Jesús que es el consumador de la fe, porque tenemos semillas para ayer, hoy y siempre.

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3