Nuestros Pastores

Los pastores Edgardo y Mabel Mancini Monti pastorean y llevan adelante el Ministerio Un Lugar Para el Encuentro con Jesús en el barrio de Villa Devoto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

El doctor Edgardo Mancini Monti es odontólogo recibido en la Universidad de Buenos Aires, pastor y evangelista. Es conferencista de nivel nacional e internacional en temas como: estrés, depresión, adicciones, sexualidad, HIV, liberación y demonología, visión celular, entre otros. En todas sus exposiciones combina de una manera poderosa lo que dice la Biblia y la ciencia sobre estos temas, logrando que ambas vertientes muestren un Dios que tiene el control y el gobierno sobre todo. Actualmente, es el presidente de la Fundación Haciendo Proezas.

Es un hombre de fe que prepara equipos para alcanzar a la Argentina con un mensaje Cristo céntrico predicando con señales y milagros. Durante el desarrollo ministerial ha motivado e incentivado a otros Ministerios a ser buscadores de la presencia de Dios. Se caracteriza, además, por ser un líder con un corazón pastoral que enciende el fuego del Espíritu Santo en sus prédicas y ministraciones.

El pastor Edgardo es autor de Buscando su presencia y de Fe al límite, este último bajo el sello editorial de Certeza Argentina. También ha conducido los programas La vida y la salud y Un Lugar, tu lugar, ambos ciclos emitidos por canales de cables. Además, fue presidente de Juventud para Cristo de Argentina durante 10 años.

La pastora Mabel Mancini Monti recibió a Cristo en 1992 y desde entonces ha servido al Señor incansablemente. Tiene un ministerio profético y sus enseñanza se caracterizan por tener la revelación de Dios. Se distingue por ser una mujer de fe, con un corazón pastoral que le ha permitido ser una herramienta de Dios para sanar, restaurar y fortalecer la identidad de muchas personas. Es una motivadora que inspiró a miles de mujeres a desarrollar un liderazgo.

El deseo ferviente de ambos en su corazón y su compromiso con Dios es ver una Argentina transformada para que cumpla con el propósito y los designios de Cristo.